3 elementos claves para mejorar tu productividad desde casa

3 elementos claves para mejorar tu productividad desde casa

Nombre del artículo: 3 elementos claves para mejorar tu productividad desde casa.

Tiempo de lectura: 5 minutos.

Área: Productividad personal y hábitos.

“La productividad nunca es un accidente, es siempre el resultado de un compromiso con la excelencia, la planificación inteligente y centrada en el esfuerzo”

Paul J. Meyer.

¿Trabajando y/o estudiando desde casa?

Somos muchos los que estamos trabajando y/o estudiando desde casa actualmente. Es por ello, que si queremos aumentar nuestra productividad debemos darnos el tiempo necesario para diseñar y construir el espacio de trabajo correcto en nuestro hogar.

En el artículo de hoy, te brindaré 3 elementos claves de los cuales debes ser siempre consciente al momento de organizar tu área de trabajo.

Arrancamos.

Elemento 1: Tu silla.

Preocúpate por tener una buena silla, ya que es la más importante de tu ambiente de trabajo y es el sitio donde quizás vas a pasar unas 50 horas semanales aproximadamente si te dedicas a labores administrativas o eres un estudiante a tiempo completo. Claro está, la principal recomendación es que no estés sentado más de una hora sin realizar una pausa activa.

Hoy en día, la silla es tan fundamental, que durante la cuarentena fueron muchas las personas que pidieron que llevaran su silla de la oficina a sus casas. Casos también de gerentes, que cuando entran a un nuevo puesto de trabajo, aparte de su portafolio de documentos, llevan consigo su silla. La moraleja es sencilla, no hay nada mejor que invertir en una buena silla, por nuestra salud, por nuestra productividad, por nosotros mismos.

Reflexión a tomar en cuenta.

Algunas recomendaciones para tu silla.

Tratemos en lo posible de que nuestra silla sea ergonómica, debido a que estas se pueden regular dependiendo de nuestra anatomía. En mi caso, soy una persona un poco alta y tener este tipo de silla me ha ayudado a estar muy cómodo y sin ningún inconveniente.

Recuerda, tu silla debe de tener una base sólida, debe ser clave que se pueda regular su altura, que tenga un soporte para brazos y también un soporte lumbar. Lo ideal es mantener siempre la espalda en una posición correcta, con los pies reposados totalmente en el piso y con nuestras rodillas ligeramente abiertas en una posición de 90 a 120 grados.

En youtube abunda muchísimo material educativo dónde te explican detalladamente cómo sentarte correctamente y la importancia de contar con sillas ergonómicas. Te recomiendo darte una vuelta para que profundices más en cómo sacarle el máximo provecho a tu silla, sin dañar tu salud y con el foco en elevar tu productividad.

Dato a tener en cuenta.

Elemento 2: La mesa

Más allá de la apariencia que muchas veces nos invita a elegir una determinada mesa, debemos siempre buscar las razones ergonómicas para poder comprarla o si está en tus posibilidades, construirla.

Si la silla es el rey, la mesa es la reina. Deben hacer una sinergia total.

Reflexión a tomar en cuenta.

Algunas recomendaciones de la mesa.

Tu mesa debe tener la altura y la anchura correcta. Lo ideal es que no tengas una mesa muy grande que te obligue a estirarte para traer las cosas ni una tan pequeña donde con las justas puedan entrar tus cosas.

Lo primordial, es que tus rodillas puedan entrar con total comodidad y claro está, que te permita colocar tu laptop o el monitor de tu PC a la altura de tus ojos. Puedes utilizar mesas elevadoras para asegurarte de esto y si no tienes la posibilidad, colocar libros gruesos o paquetes de hojas bond para aumentar su altura. Repito, es clave que te asegures que la pantalla de tu monitor este a la altura de tus ojos, para evitar dolores en la cervical.

En el caso de las laptops, al colocar la pantalla a la altura de los ojos, obliga muchas veces a nuestros brazos a inclinarse demasiado para poder llegar al teclado. En este caso, la recomendación es comprar un teclado externo con un mouse para que evites acercarte y generar movimientos innecesarios hacia el teclado y el touchpad. Recuerda tener un cojín para la muñeca cuando utilices el mouse.

Dato a tener en cuenta.

Elemento 3: La iluminación

Muchos profesionales y estudiantes se enfocan tanto en obtener una silla y una mesa adecuada, pero se olvidan de un factor fundamental: la luz.

Tener una buena iluminación cambia drásticamente la forma en la que trabajas.

Reflexión a tomar en cuenta.

Algunas recomendaciones para la iluminación

Asegúrate que la luz no esté delante ni detrás de tu pantalla. Debe estar siempre al lado. Por ello, trata de buscar la manera de encontrar la esquina perfecta de tu casa para tener una buena iluminación.

En el día, opta por tener luz natural, por las noches, prueba con un foco con luz blanca (ahorrador si es posible) y si vez que aún no es suficiente puedes conseguir un aro led o lámparas de mesa que brindan una mayor iluminación en espacios oscuros.

Dato a tener en cuenta.

Cuida lo que hay detrás de ti.

Ya que hemos tocado el tema de lo que hay alrededor de tu pantalla, es importante que también seas consciente de este espacio. Hoy en día, cuando activamos nuestras cámaras estamos también mostrando lo que hay detrás de nosotros. La recomendación es tener un fondo blanco o uno de un color no tan llamativo. Puedes también probar con un anaquel de libros o de objetos significativos para ti.

Recuerda, lo importante es que cuando tus compañeros te observen, tengan el foco en tu rostro, ya que una pequeña distracción por un fondo inadecuado pueden costar minutos para nuevamente volver a concentrarse.

Dato a tener en cuenta.

¿Ambientes oscuros?

Ten mucho cuidado con los ambientes totalmente oscuros, no queremos que dañes tu salud ocular por favor. Es clave incorporar rutinas visuales, como enfocar la mirada a lo lejos durante las pausas activas (puedes probar mirando a través de la ventana a los colores de la naturaleza).

Finalmente.

Finalmente, el ser consciente de estos 3 elementos te hará ser más productivo. Recuerda, no se trata tampoco que te vuelvas un esclavo de tu espacio de trabajo.

Algunos tips extra que pueden ayudarte a obtener más resultados sin perder el equilibrio son:

1. Programa pausas activas cada hora.

2. No te saltes las comidas de tu día y evita el consumo de alimentos de forma simultánea con tu trabajo o estudios.

3. Descansa lo necesario en horarios regulares y habituales.

4. Hazle la batalla al sedentarismo, tú puedes.

5. Busca la mayor comodidad de manera ergonómica controlando siempre las alturas y distancias de tu mobiliario. Créeme, no querrás a futuro problemas músculo esqueléticos.

A tomar consciencia de estos elementos y consejos, estoy seguro de que al igual que a mí, el empezar a implementarlos elevarán tu productividad y rendimiento hacia nuevos niveles.

Gracias por leerme. Estaré atento a su feedback y comentarios queridos lectores. Un abrazo de todo corazón.

Luis Huacchillo.

Si este artículo es de valor para ti, estaré muy feliz que me ayudes a compartirlo. Recuerda que este episodio está en formato podcast en Spotify y Google Podcast. Asimismo, puedes encontrar más contenido de valor especializado en productividad en luishuacchillo.com y en mis redes sociales principales (Facebook, Instagram) como @luis.huacchillo.

Deja un comentario

Cerrar Menú